Regresión o Terapia de Vidas Pasadas

regresion_02

Es una forma de sanación que actúa a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

Su fundamento es que hechos significativos del pasado quedan almacenados en el inconsciente, en una memoria que se podría llamar “memoria del alma”. Más que recuerdos son vivencias cargadas de emoción, que continúan proyectándose en la vida presente, de forma tal que es posible afirmar que los conflictos actuales más relevantes, tienen su origen en experiencias dolorosas o traumáticas del pasado, sean de esta vida o de las anteriores.
Para limpiar estas vivencias se requiere traerlas a la conciencia, pudiendo revivirlas a través de imágenes, sensaciones, emociones y sentimientos. Este proceso libera una gran cantidad de energía que estaba estancada,dando inicio al proceso de sanación. Posteriormente el terapeuta colabora en la interpretación de estos hechos y su relación con los conflictos del presente, lo cual le permite al paciente además de liberar la carga del pasado, realizar un aprendizaje o toma de conciencia que será muy significativa para su vida actual y futura.

Esta terapia es muy eficiente cuando otras terapias han fracasado o cuando el conflicto o problema psicológico, no tiene su etiología en etapas del desarrollo anteriores en el actual ciclo vital (infancia,adolescencia).

Ej. Miedo al agua, sin tener antecedentes que lo originen.

Efectiva en fobias de todo tipo, miedos extremos, crisis de pánico, problemas de pareja severos que no se resuelven con terapia, cuadros de angustia, depresiones profundas, que no responden a psicoterapia ni a medicamentación prescrita por psiquiatra.

MI EXPERIENCIA CON LA REGRESION

La regresión a vidas pasadas es una gran oportunidad de autoconocimiento y permite hacer conciencia de ataduras, patrones y programas que vienen de otras vidas, para poder liberarnos en esta vida y ser personas más equilibradas, armoniosas y felices.

Brian Weiss y su serie de libros acerca de esta temática, contribuyó fuertemente a poner de moda el tema de las vidas pasadas y actualmente hay mucha gente que siente curiosidad, familiaridad o la necesidad de hacerse una regresión, con el objeto de resolver algún desajuste psicológico importante o para poder conocerse y entenderse mejor.

Personalmente y en mi calidad de terapeuta, tengo un gran respeto por la regresión como técnica, ya que he descubierto que es un elemento importante en el proceso de sanación de una persona, y a pesar de ser rápida y eficiente, también es abrir una puerta a lo desconocido, siendo un proceso delicado para el paciente, que debe ser muy bien conducido por un terapeuta especialista, por lo cual acostumbro a realizar este proceso en el momento mas adecuado, que es cuando ya hemos realizado con el consultante, la parte más sustancial de la terapia y que se refiere a recorrer la línea de tiempo del pasado y limpiar mediante la técnica de la hipnosis, todos los traumas, condicionamientos y experiencias marcadoras, de ESTA vida.

Generalmente, evito hacer regresión a una persona que no ha tenido una experiencia terapéutica anterior y que acude a mí por curiosidad o porque está de moda el tema. Sin embargo, he realizado regresiones a personas que tienen un objetivo terapéutico claro y veo intuitivamente que esta técnica puede ayudarles.

He aprendido que las experiencias de otras vidas y sus aprendizajes más relevantes hacen un perfecto sentido y conexión con lo que la persona está viviendo actualmente. Lo más importante no es el momento histórico en que ocurrió la experiencia o el rango social de la persona, sino que los aspectos emocionales, afectivos que predominaron en esa encarnación y el aprendizaje de vida que la persona pudo o no pudo realizar.

Quien no logra la conciencia para liberarse, continúa atado y repite en varias vidas y con un alto costo lo que no pudo superar, hasta que finalmente puede lograrlo, cuando su alma realiza el aprendizaje. La regresión entonces acelera este proceso y permite que la persona tome conciencia de la causa de sus problemas en esta vida, pueda tomar la libre decisión de cambiar o pueda hacerlo realmente, al comprender de donde viene sus ataduras, sufrimientos, problemas y que no ha podido superar en forma espontánea.

Lo maravilloso de este proceso es que es muy rápido y eficiente,en cuatro o cinco sesiones donde la persona experimenta aspectos sustanciales de diferentes vidas, se pueden sanar aspectos que con otras terapias tomarían años de tratamiento. Las personas que mejores resultados obtienen, son los que han realizado terapia psicológica en primer lugar y luego se someten a la regresión, he visto cambios rápidos y significativos en la vida de estos personas, sin recaídas y muchos de ellos se siguen conectando conmigo, para hacerme saber que están muy bien y no necesitan regresar a la consulta.

ANALISIS DE CASOS

CASO I – ANTONIA

Es una mujer joven, soltera, sociable, tiene una pareja con la que siempre discuten y a la que ella golpea y agrede con violencia sin poder controlarse, en el atardecer se deprime profundamente.

Regresión 1 – Es mujer, joven, oriental, y está en un calabozo cilíndrico de piedra con una abertura arriba, está prisionera y quien la encerró allí es un hombre que la traicionó y al que ella amaba. Su muerte ocurre por inanición, un día al atardecer.

Me comenta que ese hombre es su actual pareja, por lo cual decide perdonarlo y se separa definitivamente de él.

CASO II - CAROLINA

Mujer joven, soltera, de profesión ingeniero, atractiva, quien presenta inseguridad, baja autoestima, y una tristeza profunda que le impide proyectar futuro y sólo desea morirse. Le cuesta comprometerse con los hombres, prefiere estar sola y cuando ve a alguien muy interesado en ella, generalmente escapa.

Regresión 1 – se ve como un hombre muy pobre, sin hogar ni familia, que duerme en las calles, a nadie le importa, muere solitario y en la miseria.

Regresión 2 – es una mujer de mediana edad, está felizmente casada, con un hombre que la quiere y tiene dos hijos pequeños. Le descubren un tumor en el cerebro y muere sintiendo que de fue demasiado pronto, abandonó a sus seres queridos cuando más la necesitaban.

Carolina siente que actualmente tiene aproximadamente la misma edad, en que fallece en esa vida. Después de estas regresiones es dada de alta y logra un gran bienestar en su vida.

CASO III – VERONICA

Mujer de mediana edad, casada, abogado, casada, con dos hijos, activa y dominante, fue la mejor alumna de su promoción, sin embargo se siente insegura profesionalmente, sin posibilidades de ascender, y en conflicto permanente con su marido, debido a su pasividad.

Regresión 1 – Es un hombre de raza negra, de mediana edad, que trabaja en la construcción de casas, sin embargo su salario es muy bajo y apenas le alcanza para mantener a su esposa e hijos. En el bar al que va, hombres blancos se ríen de él y lo desprecian, por el color de piel y por su pobreza.

Regresión 2 – Se ve como un hombre de contextura gruesa, sin educación, vive con su mujer y dos hijas, acostumbra a golpear frecuentemente a su esposa, siente placer al pegarle y le gusta que ella le tenga miedo, porque así la domina.

Tiene la impresión de que esa mujer es actualmente su marido y a pesar de que él es mucho más alto, se siente intimidado cuando lo enfrenta, es callado, pasivo, artista y ella es mucho más masculina que él. La relación esta deteriorada y amerita una terapia de pareja.

CASO IV – MARIA ELENA

Mujer de mediana edad, soltera, independiente, vive sola, su familia es del sur, exitosa profesionalmente, tiene un cargo de alta responsabilidad, desea una relación estable con una pareja y le preocupa pasar los 30 años sin haberse casado, ni tenido hijos. Se enamora de un colega inferior jerárquicamente, se relacionan y tienen sexo ocasionalmente, ella sufre angustia y altibajos emocionales, por la falta de compromiso de éste.

Regresión 1 – vive en un castillo, es un hombre poderoso y a veces visita una aldea cercana, las casas son bajas y de madera, nunca se casa, ni tiene familia, lo cuidan sus empleados y muere sólo.

Regresión 2 – es un hombre joven de buena familia, asiste a fiestas en la corte, usa finas ropas y peluca como todos, se casa y llega a tener tres hijos. Es pintor y se dedica a lo suyo, es distante con su mujer y sólo se acercan, después que los hijos ya grandes, parten del hogar.

Regresión 3 – es una mujer sola, que cría a sus hijos, ganándose la vida como costurera, su marido se ha ido y no regresa, ella nunca más vuelve a tener pareja.

Cree que este hombre, es de quien está enamorada actualmente, le producía mucho sufrimiento no ser una prioridad para él, pero después de esta regresión aprende a ser más sociable y ya no se hace mayores expectativas con esta persona. Decide tomar un curso de pintura, para relajarse.

Comments are closed.